001
001
001

CONANI pone en funcionamiento Red de Apoyo Emocional

Print Friendly, PDF & Email

Ponemos a disposición de los niños, niñas, adolescentes y sus familias la Red de Apoyo Emocional CONANI: 809-200-0221.

Contribuimos de esta manera con la prevención y mitigación de los efectos psicológicos negativos debido al aislamiento, a la desinformación, o a consecuencias de la enfermedad por coronavirus, la Covid-19.

¿Cómo funciona?

En esta línea de apoyo psicológico, orientamos a niños, niñas, adolescentes y sus familias acerca de cómo vivir la cuarentena con un adecuado manejo emocional.

Es gratis. El número 809-200-0221 funciona en todo el país; se puede llamar aunque no se tenga balance o minutos.

La Red de Apoyo Emocional CONANI está disponible de lunes a viernes desde las 8 de la mañana hasta las 4 de la tarde.

En este servicio telefónico se garantiza la protección de la confidencialidad de los usuarios. Es decir, todo lo conversado durante las llamadas se maneja de manera confidencial.

Un ejército de psicólogos comprometidos con la infancia

La línea cuenta con varios equipos de psicólogos y psicólogas, unos especializados en niñez y adolescencia, y otros dirigidos a padres, madres y adultos responsables.

Más de 80 profesionales de la psicología, que laboran ya en este Consejo, dan respuesta en esta estrategia de intervención, en la modalidad de teletrabajo. Son los psicólogos de nuestras oficinas regionales y municipales, equipos multidisciplinarios del subsistema judicial, y departamentos de Apoyo Técnico, Recursos Humanos, y Adopciones.

Agradecemos la disposición y entrega que han mostrado nuestros profesionales de la conducta en este tiempo tan difícil y cuando más los necesita la población.

¿Qué recibe la población?

Los usuarios reciben orientación para el manejo de la ansiedad y el estrés en este período de cuarentena, y, de manera especial, se les orienta respecto a la garantía de derechos de los niños, niñas y adolescentes. Orientamos a las familias para que, conforme a sus capacidades de respuesta, puedan atender, asegurar y proteger a los niños, niñas y adolescentes en sus hogares.

Al alcance de una llamada, adolescentes, padres, madres y cuidadores pueden recibir el apoyo y la orientación emocional que necesiten si están viviendo alguna situación que afecte su salud mental.